Facebook

Mitos hilarantes sobre el deporte: No vivas engañado por más tiempo

Como en todas las áreas de la vida, en el deporte también circulan cantidad de falsos mitos o leyendas urbanas sobre la práctica deportiva. No se sabe cómo pero estos mitos siempre han estado aquí. Veamos los 10 más comunes y como se desmienten:

Se puede quemar grasa localizada

mitos del deporte

Falso, falso, y mil veces falso. Por mil veces que nos repitan una determinada idea errónea, no se convierte en realidad. ¿De dónde viene pues el origen de este mito? Bajo mi punto de vista, en intentar satisfacer una demanda existente por parte de muchas personas que lo que buscan conseguir es atraer a público que es sencillo de agradar con estas proclamas.

Como ya me encargué de explicar en este artículo, no es posible centrarnos en conseguir eliminar la grasa de una única parte del cuerpo. Para ello, debemos adelgazar con normalidad, y progresivamente y a nivel global iremos perdiendo peso. Cada cuerpo, es más o menos eficiente eliminándola de determinados lugares, y tiene unas preferencias distintas a la hora de aglutinar la grasa en sitios muy particulares.

Las agujetas y el agua con azúcar

El agua con azúcar, NO es un remedio adecuado para combatir las agujetas. no tiene sentido, las agujetas son dolor postesfuerzo producido por inflamación muscular, el azúcar que todavía sepamos, no es ningún antiinflamatorio.

En el artículo que a continuación, os dejaré un artículo de lo más interesante para conseguir ayudaros a reducir las agujetas:

Las proteínas, nos ayudan a crear masa muscular mágicamente

Nuestro cuerpo, sí que es cierto que necesita para operar correctamente cuando realizamos ejercicio físico especialmente, consumir sobre 1,5 a 2 gramos de proteínas por peso corporal y por día. Y la verdad, es que contribuye importante a la creación de masa muscular, pero no únicamente con su ingesta conseguiremos resultados ya que para conseguirlo, será necesario entrenar, descansar, y consumir otro tipo de macronutrientes tan importantes, como la grasa y los hidratos de carbono.

Las proteínas, ayudan al cuerpo a crear y reparar compuestos estructurales de nuestro cuerpo, como lo puede ser el pelo o las uñas. Con la masa muscular, juega un papel similar, ya que el consumo de proteínas ayuda a reparar el tejido dañado durante el entrenamiento, y a crear y repararlas. Pero es importante que tengáis claro, que comer pollo sin más estimula el crecimiento mágico de músculo.


¿La sacarina engorda? Descubre toda la verdad en este artículo

La sacarina, es uno de los productos más inquietantes y con más rumores alrededor de existencia que hay. Los endulzantes artificiales han adquirido muy mala prensa desde hace tiempo, y en este vaso hay razones por la que se la han ganado.

Pero más que entrar a valorar el efecto que tiene la sacarina sobre nuestra salud (de lo cual me encargaré de tratar en el futuro), vamos a centrarnos hoy en analizar su principal reclamo de cara al público: un endulzante que no engorda.

Pero vamos a tratar sobre algunos estudios realizados al respecto.

¿La sacarina realmente engorda?

¿La sacarina engorda?

Los estudios que se han realizado con ratones, han demostrado que, cuando un animal ingiere sacarina, sus niveles de azúcar en la sangre sube más que cuando ingiere azúcar. Se ha determinado también, que la sacarina modifica la composición de la flora intestinal. Más exactamente, reducen las bacterias del género Bacteroidetes y aumentan las del género Firmicutes (eliminan bacterias que ayudan a combatir la obesidad, y aumentan aquellas que provocan que ganemos más peso).

Para asegurarse de que la flora intestinal es la clave del efecto de los edulcorantes sobre el nivel de azúcar en la sangre, han realizado un trasplante de bacterias intestinales de ratones alimentados con sacarina a ratones que nunca habían tomado sacarina. Las conclusiones que se han extraído han sido bastante polémicas, ya que los niveles de azúcar se dispararon cuando lo hicieron.

En personas, los resultados han sido también bastante interesantes. En una de las investigaciones que se realizó sobre la sacarina y los edulcorantes, se analizó el consumo de edulcorantes artificiales en una muestra de 381 personas que contestaron a una encuesta nutricional.

Se determinó que, cuanto más frecuente es el consumo de sacarina, mayor suele ser el peso de una persona y más alto suele ser el nivel de azúcar en la sangre. Además, los kilos de más tienden a acumularse en la tripa, el lugar más peligroso para alojar grasa dentro de nuestra grasa. Al realizar análisis de sangre a los consumidores habituales de sacarina, se han observado niveles especialmente elevados de hemoglobina glicosilada y de la enzima ALT.